Mi foto
Juan F. Seoane
Ver todo mi perfil

Etiquetas

Seguidores

martes, 9 de noviembre de 2010

Leaf Aptus II 10 Vs Phaseone P65 (1)Presentación


Que mejor que comenzar las pruebas de equipos en este blog, con una comparativa entre dos de los mejores respaldos digitales existentes en la actualidad.

En primer lugar he de dar las gracias a Danis photo e Innovafoto, por las facilidades que me han dado para poder efectuar las pruebas; tanto en el apartado de equipos como en la colaboración a pie de pruebas y resolviendo en todo momento las dudas que me fueron surgiendo. En especial mil gracias a Sara Sapetti y a Ramón Campo, sin ellos nunca podría haberlas llevado a cabo. Sin olvidar a Dani de Daylight studio, Guillermo de Qb masters, Pedro y Jose Luís de Innovafoto.

Dada la extensión del estudio realizado, repartiré las pruebas en distintas entradas del blog.

En esta, paso a explicar en que consistieron y los materiales empleados para su realización.

Las pruebas se hicieron en primer lugar fotografiando mi vieja carta óptica de Paterson, ayudados de una carta Macbeth Colorchecker 24, se realizaron también un par de bodegones y algunas tomas en exteriores.

Se utilizaron los siguientes materiales:

 CAPTADORES:
- PHASE ONE P-65+ (Nº Serie: EJ021050)
- LEAF APTUS II 10 (Nº Serie: LI 300030)
CAMARAS:
- PHASE ONE 645 DF  (Nº: PJ001096)
- SINAR P-3
OPTICAS:
- Sinaron Digital HR 4/60 CPL
- Schneider 80 mm LS 1:2,8 (Nº: PK001151)
ILUMINACION:
- Generador Profoto Pro-8a 2400 Air
- 2 Cabezas ProfotoProhead
- Profoto Air Remote

Para aquellos que aún no conozcan las características de ambos respaldos, expongo a continuación, las más relevantes:


APTUS II 10
PHASEONE P65+
Tamaño CCD en mm.
56x36 mm
53,9x40,4
Tamaño CCD
9288x6000
8984x6732
Tamaño pixel (micrones)

6x6
Resolución
56 MP
60,5 MP (15 con sensor +)
Sensibilidad (ISO)
80- 100-200-400-800
50- 100 – 200 – 400 - 800
Calidad
16 bit
16 bit
Rango dinámico
12 pasos (f)
12,5 pasos (f)
Tiempo de captura (Fps)
1,0
1,0 (1,4 en sensor+)
Peso
600 gr.
570 gr.

Si queréis ampliar información, podéis consultar las páginas de producto en:


Primeras impresiones

A primera vista ambos respaldos resultan bastante parecidos, con tamaño y pesos similares, destacan los cuatro botones de navegación del Phaseone y la ausencia de ellos en el Aptus. También podemos observar diferencias en los sistemas de anclaje a la camara, estando situado arriba a la derecha y con un solo botón en el Aptus y  arriba a la izquierda en el Phaseone, en este caso los botones son dos, uno para liberar el anclaje y el otro sirve como seguro que impide la apertura accidental del mismo.


Las diferencias mas notables aparecen al encender los respaldos. Phaseone opta por una presentación de menus simples mas tradicionales, pero bastante completa y que se apoya en los cuatro botones ya mencionados, para navegar por las distintas opciones de personalización y configuración de las condiciones de trabajo. En el caso de Leaf se ha optado por una pantalla tactil, donde por medio de iconos se pueden realizar la selección de las distintas opciones.


 En ambos casos las opciones que nos presentan también son similares, aunque hay diferencias bastante sorprendentes. En el caso del Aptus disponemos de la posibilidad de efectuar el balance de blancos sobre cualquier punto de la imagen mediante el típico cuentagotas, facilitandonos la utilización de cualquier carta de color. Por el contrario en el P65 hemos de captar una imagen completa del mismo valor de blanco para poder hacerlo. También en el caso del Aptus podemos revisar el foco de la imagen en la pantalla, ya que nos permite hacer una ampliación al 100% de la misma y se incluye una presentación en rejilla, a modo de hoja de contactos, para movernos rápidamente entre las distintas capturas realizadas.

En el caso de Phase One se puede utilizar la opción P65+ que nos permite tomar imágenes de 15 Megapixeles, cuando no es necesario obtener una imagen a tamaño completo. En el caso del Aptus II 10 tenemos la posibilidad de efectuar tres tamaños de captura, el tamaño completo, una opción menos apaisada y también la opción de trabajar con formato cuadrado.
Todavía existen más diferencias, pero las iremos viendo paso a paso a lo largo de sucesivas entregas.
No tardaré, hasta pronto.
martes, 17 de agosto de 2010

Lightroom 3

Hace ya mes y medio Adobe lanzó al mercado la versión  3 de Lightroom, en ella se incluyen un buen número de novedades, una vez probadas con detenimiento paso a detallar las que me han parecido más importantes.
Para comenzar un nuevo modulo de importación, mucho más rápido que el anterior y con una presentación mucho más acabada y fácil de uso. Y además incluye la opción lupa para poder ver las imágenes a importar a tamaño de ventana. Ahora se soportan también ficheros de video.

Si disponemos de cámaras Nikon o Canon, en el menú Archivo, se incluye una opción llamada “Captura conectada al equipo”, que nos permite importar directamente a la Biblioteca, las fotografías que vamos disparando en la cámara sin pasar por tarjetas y sin necesidad de utilizar programas de captura aparte, a través de la opción de importación automática, como se podía hacer en las versiones anteriores y como se ha de seguir haciendo si no se dispone de cámaras de las marcas indicadas, e incluso con algunos modelos de las mismas.
(Consultar los modelos soportados en la página de Adobe).

En el modulo de revelado es donde, a mi parecer, están las novedades más interesantes.

Un nuevo panel de Detalle incluye ahora El Enfoque y un apartado para la reducción de ruido muy mejorado.

También es nuevo el panel de Correcciones de lente, donde disponemos de dos pestañas marcadas como Perfil y Manual. En la opción Perfil podemos elegir el correspondiente a nuestra óptica y nuestra cámara y de modo automático se eliminaran artefactos de bordes, viñetas y se corregirán las distorsiones esféricas que nos pueden producir. Se incluyen un buen número de ópticas de distintas marcas, pero si las nuestras no están en los perfiles, hemos de utilizar la opción manual.

En la página de Adobe, podemos descargarnos un creador de perfiles de lente gratuito, para que podamos generar nuestros propios perfiles, pero os advierto es un poco complicado de manejar. En una próxima entrada me detendré en esta fenomenal herramienta.

En la pestaña Manual aparte de poder corregir viñetas, halos y las distorsiones de lente, podemos corregir también la perspectiva y todo de una manera rápida y eficaz.
En el modulo de Proyección aparte de poder seguir exportando a pdf, se incluye la opción de exportar a video y además podemos incluir ficheros de audio.

También son de agradecer las mejoras en modulo Imprimir, pudiendo ahora generar composiciones de una manera mucho más intuitiva y fácil.

Ya olvidaba otra opción interesante, la inclusión de un nuevo panel de servicios de publicación en el módulo Biblioteca, nos permite preconfigurar distintas opciones de exportación, tanto a nuestro disco como a nuestros álbumes de las redes sociales.

Lightroom incluye ahora un plugin de descarga directa a Flickr y podemos conseguir el plugin de Facebook, consultando una entrada anterior de este blog. Con ellos podemos no solo descargar directamente las imágenes, también nos permite gestionarlas, de modo que si borramos una imagen en nuestra colección de Lightroom automáticamente las podemos borrar en los álbumes de destino. Tan fácil como arrastrar las fotos a descargar sobre el servicio de publicación deseado y pulsar el botón publicar.

 La opción para poder generar marcas de agua, con muchas opciones, también se incluye en las opciones de exportación, lo que hace innecesario plugins externos, como hasta ahora. 
sábado, 26 de junio de 2010

Acerca de la perspectiva


Es muy frecuente escuchar frases como, voy a utilizar un teleobjetivo para comprimir planos y aplastar la perspectiva, o la contraria, utilizaré un angular para separar planos y exagerar la perspectiva. Incluso en numerosas publicaciones serias y menos serias, también se habla de perspectiva angular y perspectiva de teleobjetivo.

Vamos a revisar estos conceptos.

He cogido mi fiel D-200 y he salido a realizar 3 fotografías, en los tres casos he mantenido el ángulo de toma y no me he movido del sitio. He utilizado un zoom AF-S Nikkor 18-200, pero para hacer más general y fácil la comprensión voy a utilizar a partir de ahora las distancias focales equivalentes a formato completo, es decir 27-300. Ya que como sabréis la Nikon D-2oo es de formato DX.

La primera toma la he realizado con una distancia focal angular de 27 mm (1), la segunda con 72 mm (2) y la tercera a 300 mm (3).

Incluyo también dos imágenes adicionales que corresponden a ampliaciones de las tomas realizadas a 72 (4) y 27 mm (5), para obtener un recorte de ambas con el mismo encuadre que la toma correspondiente a la distancia focal de 300 mm.

Como podemos ver en los tres casos las fugas y ángulos de las líneas es idéntico, es decir la perspectiva es la misma. Solo hay una clara diferencia en la nitidez de las tres imágenes. Esto es debido a la lógica ampliación que he tenido que realizar para conseguir los mismos encuadres.

Llegados a este punto, estoy en condiciones de afirmar que la perspectiva solo depende del punto de vista que utilicemos al realizar nuestras fotografías, independientemente del objetivo que empleemos para su captura.

Permitidme recomendaros que realicéis la misma prueba, con vuestros medios, con el fin de sentar conceptos. Solo advertiros que puede haber casos en los que si utilizamos angulares de escasa calidad, o en el caso de angulares extremos, puede aparecer un fenómeno de esferización, debido a la aberración de barrilete, que puede enturbiar las conclusiones, pero que en nada contradice lo que he expuesto y que por supuesto nada tiene que ver con la perspectiva.

En una entrada anterior de este blog, ya vimos que la profundidad de campo, tampoco dependía del tipo de objetivo utilizado. Por tanto si ni la perspectiva, ni la profundidad de campo, dependen de la óptica a utilizar, la pregunta a hacerse sería ¿Cuál es el criterio para elegir la óptica adecuada?

La respuesta es lógica, lo primero es elegir el punto de vista que consideramos óptimo para expresar con claridad el mensaje que queremos plasmar en nuestra imagen y a continuación elegir el objetivo que llene el encuadre del formato de trabajo que estemos utilizando.

Para finalizar permitidme una última recomendación, cuando estéis seleccionado el punto de vista a utilizar, no miréis a través de la cámara. Si tenemos dos ojos, lo correcto es utilizar ambos y no empeñarnos en mirar con un solo ojo como los ciclopes, ya revisaremos después y haremos alguna corrección de ser necesario.

En fotografía de objetos cercanos, muchos fotógrafos entre los que me incluyo, utilizamos un marco viejo de diapositiva para estudiar el encuadre y la posición de la cámara y si utilizamos cámara de banco, también podemos controlar las correcciones que podemos efectuar en la perspectiva, ya que solo este tipo de cámaras nos lo permiten. Pero esto ya lo revisaremos en futuras entradas.